5 Beneficios de los abrazos en los niños

Los abrazos son una muestra para dar a conocer nuestros sentimientos a nuestros seres queridos.

Los niños, sobre todo cuando son pequeños, necesitan de los abrazos. El contacto físico con los padres es fundamental en la etapa de crecimiento. Esta gran muestra de cariño le proporciona grandes beneficios físicos, intelectuales y emocionales.

además de hacernos sentir calidez, hay otros muchos beneficios que aportan los abrazos a nuestros hijos. Hay muchos estudios científicos que tratan sobre la importancia de los abrazos para un hijo y para un padre. De hecho, un abrazo de 20 segundos puede ayudar a tu hijo a ser más sano, inteligente, más feliz, inmune y más cercano a los padres.

Toma nota de estos cinco beneficios que aportan los abrazos a los niños:

1. Les hace sentir seguros y aumentan su autoestima.

Al abrazarles se genera un vínculo poderoso. Les mostramos respaldo y protección haciéndoles sentir que estamos ahí cuando lo necesiten.

2. Les hace ser más felices.

Los abrazos refuerzan el optimismo. La oxitocina produce la sensación al niño de sentirse amado.

3. Es una buena forma de acabar con un berrinche.

No hay nada como calmar a un niño en pleno berrinche con un abrazo. Aunque lo más común es pensar que lo mejor para acabar con su rabieta es ignorándolo, abrazar les ayuda a no perder el control.

4. Mejora su sistema inmunológico.

Los abrazos son muy saludables. Uno de sus efecto es disminuir los niveles plasmáticos de las hormonas tiroideas que hacen que las heridas se curen más rápido.

5. Potencia su inteligencia.

Esta demostrado que el contacto con la piel es uno de los estímulos más importantes que se requieren para desarrollar un cerebro sano y un cuerpo fuerte.

Volver al Blog