Cómo enseñar valores ecológicos a los más niños

Cómo enseñar valores ecológicos a los más pequeños

Hoy, 1 de noviembre es el Día Mundial de la Ecología y desde Dundungo queríamos celebrarlo con vosotros dando algún consejo para transmitir el cuidado y el mantenimiento del medio ambiente a los niños desde pequeños.

Por qué enseñar ecología a los niños

Aunque a veces puede resultar desesperanzador tratar estos temas, es importante educar a tus hijos para que cuiden y traten bien el medio ambiente. Aunque como padres adultos podamos tener nuestras opiniones al respecto, por ejemplo, es común pensar que para solucionar el problema el verdadero cambio debería de darse por parte de las multinacionales y las grandes empresas. Sabemos que es cierto, pero no por ello debemos delegar toda la responsabilidad en ellas y no educar a nuestros hijos correctamente. La conciencia medioambiental debe transmitirse a las nuevas generaciones desde que son pequeños, ya que el futuro del planeta está en sus manos.

Los niños tienen que conocer conceptos como el calentamiento global, el cambio climático, el reciclaje o el desarrollo sostenible. A continuación, vamos a dar pequeñas pautas para enseñar a tu hijo a respetar la naturaleza y cuidar el mundo en el que vive desde una perspectiva fácil, infantil y divertida.

Día Mundial de la Ecología 2021

Empieza por lo más básico: la regla de las 3R

 

El ecologismo trata de combatir un montón de problemas bastante complejos, sin embargo, no es difícil ir enseñando poco a poco valores importantes y contributivos.

Empieza por lo más básico. La Regla de las R, una regla ecológica y sencilla que, con 3 pasos básicos, como son reducir, reutilizar y reciclar, permite aportar un granito de arena en la protección y conservación del planeta.

  1. Reducir. Consiste en disminuir nuestra huella ecológica intentando generar menos residuos. Disminuir nuestro consumo tanto energético como de bienes materiales. Algún consejo práctico puede ser: evitar alimentos sobreempaquetados, evitar productos de usar y tirar, etcétera.
  2. Reutilizar. Es simplemente aprovechar la vida de producto de todo lo que consumimos. Darle la mayor utilidad posible para no estar adquiriendo constantemente nuevos bienes.
  3. Reciclar. Enseña a tu hijo a tirar cada desperdicio a su cubo correspondiente para que el material pueda volver a ser utilizado para el mismo producto.
  • Contenedor gris: residuos que no pueda reciclarse.
  • Contenedor marrón: restos de alimentos orgánicos.
  • Contenedor verde: botellas de cristal.
  • Contenedor amarillo: latas o envases de alimentos.
  • Contendor azul: papeles y cartones limpios.

Muestra respeto por la naturaleza

La ecología y el respeto al medio ambiente va mucho más allá de la regla de las 3R, pero puede ser un buen comienzo. Puedes ir introduciendo pequeñas prácticas que sumen un pequeño cambio en los grandes problemas mundiales, como por ejemplo:

  • Explícale cómo ahorrar agua, por ejemplo, mientras se lava las manos o los dientes.
  • Acostúmbrale a ahorrar energía, apagando luces encendidas sin uso, apagando su consola cuando no esté jugando, etc.
  • Usa productos reciclados para que comprenda el sentido del reciclaje.
  • Háblale sobre la contaminación, que observe y compare por sí mismo distintos paisajes y comprenda lo que causa ciertas prácticas.

Cómo enseñar a tu hijo ecología de una forma divertida

Una vez hemos visto qué temas y qué conceptos debemos de tratar con ellos, vayamos a lo más importante del aprendizaje: la metodología.

Muchas veces ven este tipo de temas como algo aburrido, como un deber más. Eso se debe a que no se les ha estimulado correctamente. Hoy en día, gracias a la psicología infantil y a la pedagogía conocemos un montón de técnicas que son muchos más efectivas (y divertidas) de aprender.

Enseñar ecología a los niños con juegos

¿Es que acaso jugar no es la mejor manera de aprender? Poner las cosas en prácticas y trabajar con los conceptos más básico mediante la acción es crucial. Existen un montón de juegos ecológicos para niños

Enseñar ecología a los niños con historias

Otra buena forma de transmitir a los niños la importancia de cuidar el medio ambiente es mediante historias.

¿Por qué enseñar ecología a los niños con historias?

  • Las historias son fáciles de recordar.
  • Entretienen y divierten a tu niño/a mientras aprende.
  • Despiertan emociones y les hará desarrollar la empatía con los personajes y la naturaleza en general.

Enseñar ecología a los niños con cuentos

¿Y qué mejor forma de contar historias que leyendo un cuento? Una lectura educativa adaptada al nivel cognitivo de los más pequeños. En Dundungo tenemos una serie de cuentos personalizados ecológicos que encantarán a los peques:

Esta serie de cuentos es ideal para que los niños se diviertan y sientan en primera persona lo importante que es cuidar del medio ambiente. Además, estimula su amor hacia la lectura. ¡Son dos pájaros de un tiro!

 

Conclusiones

En definitiva, es importante hablar con los niños de todos estos temas y hacérselos, no solamente accesibles, sino también divertidos. De esta manera, los niños se lo pasarán en grande y se concienciarán sobre algunos de los problemas más importantes del futuro.

 

Como conclusión, es importante poner en práctica todos los conceptos aprendidos y sobre ser el mejor ejemplo para seguir para tu hijo.

Volver al Blog